Un proyecto presentado en la Legislatura, que será tratado la semana que viene, establece sanciones para quienes realicen amenazas o intimidaciones. También se dispone la pena de trabajo comunitario.


La semana próxima, con el respaldo de varios bloques, saldría una modificación del Código de Convivencia para incorporar como falta la discriminación a personal médico y de enfermería. CABA aprobó este jueves multas y otras sanciones de este estilo.

Estas nuevas sanciones, que ya se consideran un hecho, dispondrían de multas o trabajos comunitarios para quienes discriminen tanto a personal médico como a enfermos de coronavirus.

En la próxima reunión de la comisión de Salud del Concejo Deliberante, que se realizará el martes o miércoles que viene, se trataría un despacho común que agruparía los proyectos de varios bloques. Estos van de la creación de mesas receptoras o un 0800 para denuncias, a una modificación en el Código de Convivencia de la ciudad de Córdoba que introduzca como falta grave la discriminación a personal médico o de enfermería.

El presidente de dicha comisión, Nicolás Piloni, aseguró que la próxima semana saldrá este despacho y se tratará en la próxima sesión del cuerpo. “Hemos invitado al presidente de los Tribunales Administrativos de Faltas, Juan Manuel Aráoz, para ver la viabilidad de hacer cambios en el Código de Convivencia y aplicar sanciones a infractores”, contó Piloni a La Voz.

La iniciativa más ambiciosa fue la presentada por el concejal Rodrigo de Loredo, quien planteó en su proyecto agregar un artículo al Código de Convivencia ciudadana para aplicar multas a quienes discriminen y hostiguen a personas que asisten a pacientes con coronavirus y a quienes lo contrajeron.

Este proyecto en particular establece sanciones de hasta 24 mil pesos para infractores y se basa en la inclusión como contravención de la discriminación, una de cuyas tipologías es la que afecta a personal de salud y personas contagiadas.

A su vez, se implementarían distintos mecanismos para la recepción de denuncias: desde un 0800 impulsado por el concejal Alfredo Sap de la UCR, a una mesa de entradas de denuncias por discriminación, propuesto por los concejales Piloni de Hacemos por Córdoba, Juan Pablo Quinteros de Encuentro Vecinal y Ricardo Aizpeolea de Juntos por el Cambio.

Un antecedente de esto es la ordenanza que estableció una modificación en el Código de Convivencia en el marco de la pandemia. Se trata de aquella que fijó sanciones gravísimas a quienes violen la cuarentena por incurrir en la eventual “propagación de una enfermedad”.

La discriminación es un tema grave, que debe ser abordado con responsabilidad. Lamentablemente tanto médicos como pacientes con Covid-19 reciben mensajes intimidatorios de parte de sus propios vecinos. Debemos dar un paso más para evitar manifestaciones que lesionen la dignidad hacia quienes han sido víctimas de la pandemia que nos ataca y al personal de la salud que pone su propia vida en riesgo para cuidar a los vecinos”, fundamentó Loredo en la presentación de su proyecto.

En tanto, en aquellas propuestas que pretenden generar receptores de denuncias, se da intervención inmediata al Inadi, para que accione y resuelva.




Comentarios