Mikael Menéndez vive en los Estados Unidos y da detalles de primera mano de la cancelación del lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon.


El esperado, y postergado, lanzamiento que iba a poner nuevamente a astronautas estadounidenses en el espacio exterior tiene su aporte cordobés, con la participación de Mikael Menéndez, un ingeniero aroespacial que trabaja en una de las empresas asociadas a Nasa y la firma Space X, que está en la vanguardia de la tecnología.

Desde Minesotta, Menéndez dio detalles de cómo fue la cancelación del lanzamiento de la nave Crew Dragon que debía realizarse ayer y que no se hizo por razones del clima.

“Es imposible predecir el clima que va a haber en 10 minutos y hay vientos muy fuertes en altura que pueden desestabilizar el cohete… y eso se evalúa hasta último minuto”, explicó en diálogo con Cadena 3.

Seguidamente, dijo que el viento era un factor preponderante sobre todo por la precisión en los pocos minutos que tiene que durar el vuelo: “la Nasa tanto como SpaceX predicen y hacen simulaciones de todo para asegurarse cualquier anomalía que pueda existir desde antes del despegue, durante y después. El tema es que cuando despega el cohete, tiene 10 minutos para interceptar la plataforma espacial”, sostuvo el cordobés.

“En esos diez minutos hay que coordinar por dónde pasa la plataforma espacial, fijarse si hay buen clima y otros factores, y ahí se decide si se aborta o se continúa. Los cálculos son muy precisos y si no se está entre los parámetros se aborta la misión, porque es un tema de seguridad y hay vida en esa nave espacial”, concluyó.


En esta nota:

Titulares NASA Elon Musk


Comentarios