La carpa está destinada a atender personas con síntomas compatibles al coronavirus. La Municipalidad busca evitar la propagación del virus en los hospitales.


En la provincia siguen aumentando los casos confirmados de coronavirus. En este contexto, el Hospital Municipal Infantil montó una carpa especial para contener a pacientes que presenten cuadros febriles. El intendente de la ciudad, Martín Llaryora y el secretario de Salud, Ariel Aleksandroff, supervisaron las instalaciones.

La atención para estas situaciones van a ser diferenciadas. Los pacientes con casos compatibles de coronavirus, van a ser atendidos en estos espacios sanitarios especiales destinados para la ocasión.

Luego de un primer diagnóstico se derivará a los pacientes a los hospitales provinciales preparados para estos casos: San Roque, Florencio Díaz, Rawson y el de Niños. Con esto, la Municipalidad de Córdoba, intenta evitar la propagación del virus COVID-19 en las salas hospitalarias comunes.

Además, el Hospital Príncipe de Asturias, armó una carpa de similares características en su predio para contener estos casos y evitar la propagación del virus.




Comentarios