En un intenso primer tiempo, Instituto le sacó ventaja a Tigre con dos goles en un par de minutos. Y se fue al vestuario con la diferenicia, de la mano de Jorge Carranza.

La Gloria pegó primero, con una gran definición de Facundo Erpen a los 24 minutos del la primera etapa.

Y metió doblete por su artillero, Mateo Bajamich (nueve goles en la Primera Nacional), a los 26.

Antes y después las atajadas del Loco Carranza fueron fundamentales. Por un par de tapadas ante Dening y Larrondo. Y por el penal que le desvió al propio Dening cuando terminaba el primer tiempo.