Se trata de las plantas de Formaggi Squisitti y Lácteos El Lucero, en el interior de la provincia de Córdoba.


Tras una inspección desarrollada por el Gobierno de Córdoba en establecimientos lácteos, se procedió a la clausura preventiva de dos plantas elaboradoras de quesos por sus malas condiciones higiénicas y sanitarias.

El procedimiento estuvo a cargo de agentes de la Dirección General de Control de la Industria Alimenticia del Ministerio de Industria, Comercio y Minería, junto a personal de la Dirección General de Fiscalización y Control del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia.

En primer término se inspeccionó la firma Formaggi Squisitti S.A, de la localidad de Saturnino María Laspiur. Esta empresa se encuentra en proceso de renovación del registro RNE y en la ejecución de un plan de mejoras para la implementación de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) a fin de garantizar la inocuidad de los alimentos.

En esta auditoría se constató que la empresa no había cumplimentado dicho plan y que se habían agravado las condiciones edilicias e higiénico sanitarias de la planta, llegando a un estado en el cual la elaboración podría generar alimentos contaminados.

Algunas de las infracciones constatadas en el lugar fueron la presencia de telas de araña en la zona de elaboración, presencia de plagas (moscas y hormigas) en tinas en funcionamiento, la falta de agua en filtros sanitarios de ingreso y baño. Además, se observa la falta de elementos de higiene personal (jabón, sanitizante o alcohol en gel y toallas descartables) como así también la falta de mantenimiento edilicio en general (pisos y paredes).

Posteriormente, en la localidad de Colonia Prosperidad, se inspeccionó la elaboradora de “Lácteos El Lucero”. Aquí también se constataron faltas higiénico sanitarias y edilicias graves, como ser la ausencia de vestuarios y filtros sanitarios en los ingresos, presencia de plagas (moscas) en el interior del establecimiento y elementos de material no sanitario.

Además, se vio agravado por la presencia de rótulos apócrifos que, entre otras cosas, identificaban los quesos como elaborados en Necochea, Buenos Aires. Estos fueron interdictados por contar con dicha rotulación falsa.

Debido a que las condiciones higiénico sanitarias de ambas plantas representan un riesgo para la salud, se procedió a su clausura preventiva.

Ambas medidas son precautorias y las plantas podrán volver a operar una vez que cumplan con el plan de mejoras incumplido y se constate que la elaboración garantice la inocuidad de los quesos.





Comentarios