Una unidad de Bomberos Voluntarios recibió un piedrazo al volver de apagar un incendio en Concordia. Según se informó, la Unidad Forestal AR-022 se desplazaba por calle Presidente Illia, a la altura 61, tras apagar un foco ígneo.

En ese lugar, el rorado recibió el impacto de una piedra en el parante de la puerta, de la cabina de combatientes. “Esperamos no tener que lamentar bomberos heridos por estos despreciables hechos”, comentaron desde el cuerpo activo local.