Se publicó un comunicado del Grupo Puente, en el que repudia el protocolo con el cual se abrió la frontera entre Concordia y Salto. Esta organización nuclea a los vecinos que interactuaban diariamente entre una ciudad y otra.

En dicha nota, reprochan que el Grupo “nunca fue escuchado y las autoridades actuales hicieron caso omiso a las necesidades de los ciudadanos binacionales”.

A su vez, establecen que “han aprobado un protocolo general sin tener en cuenta la realidad de este grupo de personas, que debe trasladarse casi a diario por ese punto sanitario y fronterizo”.

Es por todo esto, que la asociación “repudia con indignación el protocolo implementado, y queda demostrado una vez más, la falta de voluntad política para dar solución a las necesidades de las familias binacionales”.