El municipio de Concordia junto a la Policía de Entre Ríos y las fuerzas federales llevan adelante los operativos de control para garantizar el cumplimiento de la restricción nocturna. Los controles se realizan en puntos fijos estratégicos de la ciudad, como también otros móviles tanto en los accesos como en otros puntos, con el fin de disuadir la realización de fiestas clandestinas y actividades que tiendan a aumentar los riesgos de contagios poniendo en riesgo la salud pública.

El secretario de Coordinación de Gestión, Fernando Barboza, señaló que “la situación hoy en Concordia es preocupante. La curva de casos está en aumento, y la decisión del intendente Alfredo Francolini y del COES, es instrumentar medidas que contribuyan a minimizar los riesgos buscando afectar lo menos posible la actividad económica”.

El funcionario local fue tajante al indicar que “seremos inflexibles, a partir de las 00.30 no se puede circular en la vía pública, salvo que sean trabajadores esenciales. Es una medida que se llevará a cabo hasta el 17 de enero con el fin de contener la ola de contagios. Cuando hace unos meses implementamos una medida similar logramos frenar la curva contagios e inclusive descendió”.

La foto de las fiestas de fin de año

Desde el municipio reconocieron que con las habilitaciones que se fueron dando luego y especialmente tras las fechas de Navidad y Fin de Año, se ve un repunte en la cantidad de contagios y casos activos de Covid-19, que hoy en Concordia supera los mil casos, poniendo en riesgo la capacidad de reacción del sistema de salud, sobre todo teniendo en cuenta que Concordia es referencia regional dentro del sistema de salud provincial. “Se va a trabajar junto al Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, y todas las actas que se realicen serán remitidas a la Justicia Federal que citará a quienes se encuentre en infracción, poniendo en riesgo al conjunto de la población”, concluyó Barboza.