En el lugar vivía el matrimonio con dos hijos menores de 5 y 7 años. Habían venido de San Miguel, Corrientes con una promesa de trabajo que no se cumplió.


Nuevamente rescatan a una familia que vivía en condiciones infrahumanas en un establecimiento ganadero del departamento Concordia. 

El hecho salió a la luz el día domingo cuando la propia familia decide acercarse hasta la comisaría de Puerto Yeruá para pedir asistencia ya que sus empleadores
“ni siquiera le habían llevado para comer”
desde el día jueves cuando llegaron al establecimiento rural bautizado “El Abuelo”.

Silvio Pucheta, Coordinador de Gestión de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, indicó a Río Uruguay que “El lugar donde estaba era lamentable, horrible. No tenían agua, ni luz, ni sanitarios, absolutamente nada”.

La familia no comía desde el día jueves

Al tratarse de un posible episodio de trata de personas​, tomó intervención además la Policía Federal. En el establecimiento llamado “El Abuelo”, dedicado a la producción ganadera y forestal, las autoridades se encontraron con un matrimonio y sus dos hijos; una nena de 7 años y un chiquito de 5 años.

La familia había llegado desde la localidad de San Miguel (Corrientes) “con la promesa de trabajar como cuidador de animales vacunos, pero se encontró con algo que no era lo que le habían prometido, ni siquiera se parecía”, indicó Pucheta.

Una vez realizadas las actuaciones en el lugar, la familia correntina fue trasladada hasta la Comisaría del Menor y la Familia de Concordia, donde quedaron en custodia del COPNAF.




Comentarios