La medida había sido solicitada por Jefatura Policial para indicar a vecinos y comerciantes el horario tope para desplazamientos por aprovisionamiento y cierre de locales comerciales.


En la localidad de Feliciano la Jefatura Departamental de policía había solicitado al cuartel de Bomberos Voluntarios que haga sonar diariamente las sirenas para indicar a vecinos y comerciantes que había llegado el horario tope para salir a realizar compras básicas y que los comercios debían cerrar.

De esa manera, cada día a las 17 se escuchaba en toda la ciudad el sonido de las sirenas como indicación para volver a casa. Lo que no tuvieron en cuenta es el daño que estos sonidos causan en personas con determinadas condiciones de salud. Fue así que padres de menores con Trastornos de Espectro Autista (TEA), solicitaron la interrupción de esta práctica.

Desde el cuerpo de Bomberos Voluntarios emitieron un comunicado donde explican que no harán sonar más las sirenas, “Confiamos en que ya despues de tantos dias la responsabilidad de cada uno se pondra de manifiesto respetando los horarios preestablecidos sin necesidad de este recordatorio”, expresaron.

Desde la institución expresaron además: “Pedimos disculpas a los familiares de los jóvenes y niños afectados y como siempre recordamos que nuestra tarea es colaborar con todo aquello que tenga como finalidad el bien común”. 

Comunicado del Cuartel de Bomberos de Feliciano




Comentarios