El municipio tomó la medida para dejar sólamente un solo ingreso disponible y poder controlar a quienes ingresan.


En el marco de las medidas llevadas adelante para frenar el avance de la epidemia del Coronavirus COVID-19, el Municipio de Chajarí se vio en la obligación de tomas una determinación extrema. El intendente Pedro Galimberti decidió bloquear la mayoría de los ingresos a la ciudad con montículos de tierra para evitar así la circulación de personas.

​Durante el jueves se pudieron ver a los camiones municipales llevando la tierra y descargándola. La medida fue tomada como una alternativa extrema ya que anteriormente habían colocado vallas pero la gente las corría e ingresaba de todas maneras.

De esta manera, el municipio dejó solo el ingreso principal de Av. Doctor Casillas habilitado y el de Avenida de Mayo para tránsito pesado.




Comentarios