La joven de nombre Aldana, inició su proceso de admisión a la Fuerza Aérea con el propósito de ingresar en la orientación de Oficinista. Durante el mes de febrero de este año, correspondía rendir los exámenes teóricos y de aptitud física, los cuales fueron aprobados con un buen promedio; y evaluaciones médicas que definirían su aptitud para el ingreso al Instituto.

Según su propio relato, la primera impresión que le generó el contacto con quienes la recibieron fue de “absoluta desinformación”, lo que luego se vio reflejado en el trato cotidiano en lo que duró su estadía. Entre otros puntos que ella señaló, y que la hicieron sentir verdaderamente discriminada, fue la forma en la que los superiores se referían a ella, producto de su celiaquía.

“Se referían a mí no por mi nombre, sino que me llamaban ‘la celíaca’, y así fue durante toda la estadía. Me hacían saber su molestia recurrente por la necesidad de requerir comida sin gluten, producto de mi condición”, dijo Aldana.

Además del trato discriminatorio que recibió durante los días que permaneció en el Instituto, relató que, posterior a ello, recibió una notificación vía correo electrónico en la que, después de su evaluación médica, la calificaban como “no apta celiaquía” y, por lo tanto, “corresponde a la separación del proceso de selección para el ingreso al Curso Regular para Aspirantes a Cabos”. La información sobre su condición había sido indicada en su inscripción.

Nota al Ministro de Defensa de la Nación

El Diputado Nacional Gustavo Menna se comprometió a avanzar en conjunto con la denunciante en una presentación en el Congreso de la Nación. De igual manera que la Diputada de la UCR, María Andrea Aguilera, lo hará en la Legislatura Provincial. Esto se suma a la presentación realizada esta semana por los Diputados Pagliaroni y la propia Aguilera, a la que también suscribió el Diputado Menna, dirigida al Ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi.

En la nota, se detalla que “la celiaquía es una enfermedad crónica, consecuencia de la intolerancia inmunológica y permanente al gluten. El pronóstico de la enfermedad es positivo cuando existe un diagnóstico y se pueden adoptar medidas nutricionales que, básicamente, apuntan a una dieta libre de gluten”. Es por ello que califican, a la luz de datos médicos que exponen en el escrito, que se trata de “una enfermedad crónica de tratamiento controlado que propicia al paciente normalidad en el desarrollo de su vida”, y por lo tanto, “en el marco de lo expuesto inicialmente, la decisión adoptada por el Cuerpo Médico de la Fuerza Aérea Argentina resulta de carácter discriminatorio y no recepta los avances científicos en la materia”, dicen los Diputados.

Si bien, luego de la experiencia, Aldana ha decidido no continuar con el proceso de ingreso, surge de ella misma hacer pública esta situación para que “no le suceda a nadie más”, y dice “pude haber sido yo la primera, pero puede pasarles a muchos más aspirantes, y es por ello que decidí no quedarme callada”. Así entonces, y haciendo referencia los Diputados en la comunicación virtual a la legislación vigente en materia de no discriminación, y también aquella vinculada a la condición de celiaquía, se avanzará en presentaciones en el ámbito nacional y provincial, además de haberle solicitado al Ministro que “se tomen acciones urgentes tendientes a la erradicación de todo tipo de discriminación por el motivo que fuere y que impidan a un ciudadano argentino contar con iguales oportunidades”, principios que surgen de la propia Constitución Nacional y Tratados Internacionales de igual jerarquía.