El chubutense de 29 años fue el mejor argentino en el 42 k de Buenos Aires y consiguió la marca para convertirse en olímpico.


Arribó a la ciudad de Esquel Joaquín Arbe, quien fue el primer argentino en cruzar la línea de la meta en la maratón Internacional de Buenos Aires con un tiempo de 2 horas 11 minutos y dos segundo, contrayendo historia a través de su talento y de ese modo clasificó para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Joaquin Arbe.

El esquelense fue agasajado ni bien aterrizó el avión, en un principio por los operarios del aeropuerto zonal, luego por su familia y por último por el intendente Sergio Ongarato.

Minutos después brindó una conferencia de prensa, para los medios locales agradeciendo el apoyo infinito que recibió antes y después de la carrera que disputó en Buenos Aires.

Joaquin Arbe

Arbe recorrió las calles céntricas de la ciudad arriba de un camión de bomberos acompañado por la gente local y finalizó su recorrido en el Hospital Zonal de Esquel donde aún se encuentra internada su esposa e hijo recién nacido.



Comentarios