Según un relevamiento de las áreas técnicas de la Secretaría de Gestión Turística, dependiente del Ministerio de Cultura y Turismo de Catamarca, fue de más de 133 millones de pesos el impacto económico del movimiento turístico de la primera quincena de enero en la provincia.

Esto contempla un total de 22.243 turistas que durante los primeros 15 días de enero, y con un promedio de dos noches, pernoctaron en hoteles y alojamientos turísticos, realizando un gasto diario de 3.000 pesos.

Si bien el promedio general de ocupación hotelera para los primeros 15 días de la temporada fue del 33%, si se disgregan los datos por regiones o polos turísticos, se observa una ocupación del 45% para Capital, un 72% en la región centro que contempla Ambato, Paclín, Fray Mamerto Esquiú y Valle Viejo; un 46% para la zona de Antofagasta de la Sierra y un 39% en el Polo Oeste, con un pico de ocupación en Fiambalá, con el 60%. En el sector este (El Alto, Ancasti, Santa Rosa y La Paz) el porcentaje de ocupación fue del 25%, aunque cabe recordar que Santa Rosa -por ejemplo- no habilitó el ingreso de turistas.

El relevamiento, realizado a partir de información brindada por las áreas de turismo de los municipios y, en Capital por los mismos establecimientos hoteleros, revela que dentro de las actividades elegidas por los visitantes, primó la oferta gastronómica y de actividades al aire libre, como caminatas, cabalgatas y excursiones en contacto con la naturaleza.

A la importante circulación de catamarqueños, que se movilizó con fines turísticos por la provincia, se suman visitantes llegados de distintos puntos del país.

A partir de datos del Certificado Verano -uno de los requisitos que exige la provincia a quienes ingresan como turistas- se pudo saber que durante la primera quincena de enero de 2021 el 31% de los visitantes procedentes de otras provincias llegó desde Tucumán, el 12% de Santiago del Estero, un 11% procedía de Córdoba, un 10% de Buenos Aires, un 5% de La Rioja y el resto distribuido en menor medida entre las demás provincias del país.

En total, para la primera quincena de enero se emitieron 73.426 certificados de verano con destino a Catamarca, un registro que se realiza desde la página argentina.gob.ar y que permite monitorear de forma mucho más certera el número de personas que se moviliza con fines turísticos por todo el país.

La diferencia entre el número de certificados emitidos y la cantidad de turistas alojados en establecimientos hoteleros se explica en gran medida por un alto porcentaje de visitantes que se hospeda en casas de familiares o casas de alquiler que no entran en el revelamiento oficial. De todos modos, esas personas también realizan gastos en la provincia y, por tanto, impactan directamente en la economía del sector turístico y gastronómico provincial.