Durante la tarde del martes encontraron restos óseos en el Departamento Andalgalá que pertenecerían a Eugenia Olivera, la mujer tucumana de 37 años quien se encontraba desaparecida desde el 16 de julio y cuyo caso fue dado a conocer por sus amigos a través de la red social de Facebook.

El hallazgo se produjo en un descampado próximo a la ruta Nº46, que une a las ciudades de Andalgalá y Belén. Los restos estaban semi calcinados. Por el hecho y por orden de la fiscal de instrucción Soledad Rodríguez, fue demorado la pareja de la mujer, un hombre de apellido Guerrero.

Según trascendidos, el sujeto habría brindado detalles que llevaron a la policía a dar con el hallazgo, aunque esto no fue confirmado oficialmente.

Las autoridades confirmaron que pese a estar desaparecida desde aproximadamente dos meses, no había una denuncia formal de ubicación y paradero. Además, continúan trabajando en el lugar de hallazgo, bajo las directivas de la Fiscalía de la Cuarta Circunscripción Judicial”.