La muerte de Gabriel Molina  el pasado 16 de abril, conmovió a todo el Valle de Punilla. A lo largo de su vida, con su arduo labor en el Cuartel de Bomberos de La Falda y en ambiente político de la región, se había ganado el respeto y cariño de los vecinos, y de quienes habían trabajado con él.

Por este motivo, este viernes un grupo de concejales del bloque de la Unión Cívica Radical en Huerta Grande presentaron un proyecto de ordenanza para cambiar el nombre de la calle Martín Miguel de Güemes por la del exjefe del Cuartel, como manera de homenajearlo.

Gabriel Molina, exjefe del cuartel de bomberos voluntarios de La Falda.Bomberos voluntarios La Falda

“El concejal Gabriel Molina empoderó a nuestra localidad con sus valores elevados de integridad, entrega a la comunidad y el don de servicio como jefe de los bomberos voluntarios  de La Falda”, señalan en el documento los concejales Germán Corazza, Natalia Ariza, Cristian Abregú.

Y agregan: “El pasado 13 de noviembre fue reconocido por la Legislatura de Córdoba, que destacó su compromiso, vocación de servicio, espíritu solidario, capacidad y trayectoria en el cuidado de los habitantes”. En cuanto a la proposición, cuenta con el consenso de autoridades y afiliados a la UCR local.