Luis Miguel Coraglia (36) había salido de su casa ubicada en Santa María de Punilla, el domingo a primera hora de la mañana, con la intención de recoger Peperina. Pasadas varias horas, su familia advirtió que el hombre no regresaba y comenzó a alarmarse. Acto seguido dieron aviso a la Policía zonal y comenzó una búsqueda que fue intensificándose con el correr de las horas.

Importante operativo de búsqueda.

“Están trabajando aproximadamente 60 personas, entre policías de la provincia de Córdoba, bomberos voluntarios, personal del ETAC (Equipo Técnico de Acción ante Catástrofes) y del DUAR (Departamento Unidades de Alto Riesgo), canes y motocicletas. La búsqueda se concentra en el sector de Santa María, 5 km. a la redonda de su domicilio y también en algunos sectores de la ciudad de Cosquín”, explicitó esta mañana el jefe de la Unidad Departamental Punilla Norte, Diego Bracamonte.

Lo cierto es que en las últimas horas se conoció que la fiscal de Cosquín Paula Kelm, a cargo del caso, resolvió detener la búsqueda ya que habría testigos que aseguran haber visto al sujeto desaparecido en la Plaza San Martin de la Ciudad de Córdoba.