Desde que comenzó el año, los jóvenes que asisten a las discotecas de Carlos Paz  publican diariamente en las redes sociales lo que se vive dentro de estos lugares. Lo que comienza siendo una cena, donde se ven a las mesas distanciadas, termina convirtiéndose en un boliche normal, ya que se puede ver a la gente  bailando e incumpliendo las medidas de prevención por la pandemia de coronavirus.

Recordamos lo que ocurrió con la disco Khalama, que debió ser clausurada por los inspectores de la Municipalidad de Carlos Paz, ya que el evento superaba el aforo permitido, y no se respetaban los protocolos. Asimismo, otros locales nocturnos desafían la posibilidad de ser cerrados.

Imágenes similares se vieron también en un boliche muy tradicional de la ciudad. Pese a no estar habilitados para el baile, turistas, locales y los egresados que asisten, lo hacen sin barbijos ni tapabocas. Además, no se ven controles de ningún tipo por parte de los encargados o la autoridades del lugar para evitar contagios.

Fuente: El Doce