“Me quedé con lo puesto, toda la casa se prendió fuego y lo perdí todo, hasta las herramientas de trabajo”, cuenta Tomás Martínez en diálogo con VíaCarlosPaz, profundamente consternado tras la pérdida total de su casa construida mayormente en madera y ubicada en el barrio San José Obrero de la ciudad de Cosquín.

Tomás es oriundo de Córdoba Capital y se dedica a la carpintería, su principal fuente de trabajo. De hecho, hace unas tres semanas llegó a Cosquín tras la propuesta de un nuevo trabajo en la zona, y según aportó a este medio, se encontraba pagando la casa que finalmente fue destruida por las llamas este lunes por la noche.

“Me fui a bañar a la casa de al lado cuando de repente toda la casa empezó a quemarse (...) Aparentemente dicen que puede haber sido una mala conexión de la heladera, la verdad que no sé porque estaba todo bien acomodado”, cuenta parte de lo ocurrido, explicando además, que debido al fuego la garrafa ubicada en el interior de la vivienda explotó y derivó en un fuego que avasalló rápidamente todo el lugar.

Bomberos de Cosquín trabajando en el siniestro desatado en una vivienda de barrio San José Obrero.Marcos Montoya | Captura / 24 Crónica Cosquín HD.

Si bien el siniestro fue controlado y Tomás salió completamente ileso, lo cierto es que perdió todo lo que tenía dentro, incluyendo sus propias herramientas de trabajo. “Cualquier tipo de material me suma, porque así sea media bolsa de cemento ya me sirve porque con eso hago una carpetita. Lo que sea porque yo sé de construcción y por lo menos para empezar con algo”, dice Tomás, este hombre que llegó a Cosquín “para un nuevo comienzo” y que un lamentable siniestro lo sorprendió este lunes, dándole un giro casi inexplicable a su vida.

Cómo colaborar

Como el celular quedó dentro de su casa y fue quemado por completo por las llamas, un vecino del sector facilita su número de celular para recibir cualquier tipo de ayuda. Tomás está necesitando puntualmente materiales de construcción para comenzar a levantar una nueva vivienda, también ropa de abrigo, prendas de vestir talle 46 en camisas y M en remeras, además de calzado número 40 y pantalón talle 46.

“Me quedé sin nada asique cualquier cosa que tengan es de muchísima ayuda porque se me quemaron las máquinas de carpintería que tenía y no tengo cómo generar plata. Estoy sin nada”, completa Tomás, agradeciendo de manera anticipada la colaboración de la gente.

Para contactarse con este vecino de Cosquín y contribuir con cualquier tipo de ayuda, llamar al 3541-550579 (Ariel, vecino de Tomás).