Como ocurre todos los años para esta época, el Lago San Roque y el Río San Antonio presentan niveles de agua muy bajos y comienza la preocupación por el suministro de agua. Sucede que además, al comenzar la temorada de calor el consumo se incrementa.

Desde el municipio de Villa Carlos Paz informaron que por el momento no hay inconvenientes con el suministro. Sin embargo, reconocieron que la situación podría complicarse si no se registran lluvias en los próximos días.

Sequía en el Lago San Roque. Archivo

“Se ha notado un descenso en caudal en los últimos días en el dique de Cuesta Blanca, que es donde tomamos el agua. Estamos viendo cómo se desarrolla la situación y hay pronóstico de lluvias para el día domingo, lo que podría ayudarnos un poco. Es obvio que en esta época, vamos a estar complicados hasta que el río recupere su nivel”, dijo Roberto Cotti, titular del área de Agua y Saneamiento durante una entrevista con El Diario.

Cabe recordar que la ciudad de Villa Carlos Paz se abastece del Río San Antonio, cuyo caudal actualmente se encuentra 3,5 centímetros sobre la toma de Cuesta Blanca. Por su parte el Lago San Roque es el proveedor de agua potable de la Ciudad de Córdoba y también se encuentra con un nivel muy bajo.

Por ahora el servicio de agua está asegurado. Sólo resta esperar a que llueva.