Un profundo dolor invade y conmueve a toda la comunidad de Paso Viejo tras el asesinato de Joaquín Paredes, un jovencito de 15 años, en manos de la Policía local luego de una confusa, violenta y fatal gresca entre efectivos y un grupo de adolescentes, dejando además, el saldo de otros dos chicos heridos y hospitalizados en nosocomios de la región.

Este lunes, familiares y amigos de Joaquín despiden sus restos en un contexto desolador para toda una familia consternada con la trágica pérdida.

El velatorio inició este domingo por la tarde en la Cooperativa de Villa de Soto. Y el cuerpo del joven fue trasladado este lunes por la mañana hacia su pueblo natal, Paso Viejo.

Joaquín Paredes, víctima fatal tras la confusa y violenta gresca entre policías y un grupo de jóvenes en Paso Viejo, Cruz del Eje. (Foto: Cadena 3).

El adolescente fue asesinado en la madrugada del domingo, falleció tras el impacto de el disparo propinado por uno de los uniformados involucrados, por lo que muchos califican el hecho como "gatillo fácil"​, y que de inmediato derivó en cinco policías detenidos e imputados por "homicidio agravado y lesiones graves".

En este sentido. la Fiscal de Instrucción de Dean Funes, Fabiana Pochettino precisó que "la bala ingresó por la espalda de Joaquín y se alojó en el esternón, lo que le produjo la muerte, y que el otro chico de 14 años quedó herido de bala en el húmero y ya fue dado de alta".

Madrugada fatal

Según las primeras declaraciones aportadas por testigos, unos veinte jóvenes habrían estado ingiriendo bebidas alcohólicas reunidos en la via pública, cuando arribaron policías y habrían iniciado lo que muchos señalaron como "una balacera" en contra de los jóvenes.

Por otra parte, y conforme a los datos aportados por fuentes policiales, vecinos y familiares de los chicos iniciaron una revuelta ocasionando destrozos contra la comisaría, los patrulleros, el dispensario y el edificio de la Justicia de Paz.

Foto de portada: Cadena 3.