Preocupantes declaraciones de Leonardo González, presidente de ASHOGA, quien además advierte que se encuentran "en una cuenta regresiva".


“Nuestra situación no difiere mucho, en realidad, no difiere casi en nada de todo aquel que tiene una actividad privada (…) La situación que estamos viviendo en Carlos Paz es muy crítica porque estamos todos con los pesos que hemos podido ahorrar, algunos a lo largo de los años, otros, a lo largo de una temporada, hay de todo”, comienza diciendo el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, Leonardo González en diálogo con VíaCarlosPaz.

“Estamos en una cuenta regresiva para ver quién dura más y hasta cuándo” continúa diciendo, quien además agrega que “mientras haya impedimento de que la gente se traslade de una provincia y de una ciudad a la otra, y mientras las compañías de transporte estén cerradas y no puedan trasladar gente, y mientras Aerolíneas esté con el impedimento de volar, la reapertura de la ciudad va a ser imposible, de hecho, por más que a mí me digan mañana ‘podés abrir’, mi rubro está parado“, afirma González quien no duda en comentar su postura ante el actual panorama socio-económico interno en la villa.

Cabe mencionar que Villa Carlos Paz es una ciudad que vive y se retroalimenta del turismo, base primordial de una pirámide económica regional que de hecho, sustenta y reactiva al resto de los sectores.

Leonardo González, presidente de ASHOGA Villa Carlos Paz.

Por lo que el aislamiento social obligatorio decretado desde el Gobierno de la Nación y que se extiende hasta el 10 de mayo inclusive, deriva en un estado calamitoso y preocupante de cada uno de los sectores involucrados, incluyendo pequeños comercios de venta de consumo masivo o de mercadería elaborada, como así también dentro del rubro de entretenimiento, de esparcimiento, bares, restaurantes, comercios de indumentaria, ferias artesanales, cines, y por supuesto, los más de 320 sitios de alojamiento en la ciudad, entre otras actividades y negocios.

Lo cierto es que el panorama resulta desolador, abierto a un futuro incierto y sin un tiempo previsto de reapertura. En este sentido, el secretario de Turismo de la ciudad, Sebastián Boldrini, fue el encargado de anunciar que las vacaciones de invierno están prácticamente perdidas, y que desde el Municipio apuntan a una posible reactivación hacia principios de noviembre, tomando en cuenta una serie de “políticas turísticas sanitarias” que se aplicarían en cada uno de los establecimientos, y de este modo, “generar ese vínculo de confianza y que contribuya a la reactivación más rápida del turismo”, afirmó Boldrini.

Leonardo González en la entrega de los premios a los ganadores del “Festival de la Picada Serrana” en Carlos Paz. (Foto: web).

Al respecto, González opinó que de ser aplicadas dichas políticas mediante puntuales medidas sanitarias, también implicaría una importante inversión por parte de cada uno de los propietarios. “Cuando tengamos que abrir y rediseñar nuestra estructura con aros de vapor para desinfección, reorganizando cada sitio para recibir al turista, va a costar sus buenos pesos, y algo que tendrá que ser costeado por cada uno de nosotros. Y tampoco va a ser fácil porque cuando salgamos de esto, vamos a quedar todos endeudados”, enfatiza.

Esto no sé en qué puede terminar, realmente es una situación gravísima, porque si salimos a trabajar corremos riesgo de contagio, pero si seguimos de esta manera, en dos o tres meses tendremos una cantidad enorme de negocios quebrados, que hoy por hoy, estamos tratando de sostener a los empleados, algo que es la preocupación del 99 por ciento del empresariado. Pero va a llegar un momento en donde no vamos a tener cómo sostenernos nosotros, ni tampoco a ellos, que no sólo está afectando al sector hotelero sino a todos los rubros que permanecen parados”, sentenció y completó Leonardo González, el presidente de ASHOGA de Villa Carlos Paz, en diálogo exclusivo con este medio.




Comentarios