Una pequeña muestra de los métodos y de las actividades que se vienen llevando adelante. Las escuelas se reinventan en tiempos de pandemia.


Las once escuelas públicas del nivel primario de Villa Carlos Paz sumadas a las de cada una de las localidades a lo largo y ancho del departamento Punilla, comparten un lema en común: “Todos somos maestros de todos. Ningún estudiante queda afuera sin hacer escuela”, una premisa que la propia Inspectora de la zona sur de Punilla, Profesora Silvina Bessone, nos proporcionó como arista fundamental de un trabajo en conjunto en el marco de este actual estado de pandemia y aislamiento obligatorio en todo el país.

Lo cierto es que las escuelas verdaderamente se tuvieron que reinventar, y lo tuvieron que hacer de un momento a otro, apresurados a resolver una problemática que sabían que se dilataría.

Los decentes desde cada uno de sus hogares, aplicando recursos para llegar a sus alumnos.

Es por eso que acudieron a un sistema de aprendizaje innovador, que contempló desde el inicio, las realidades de cada una de las familias. “Hoy en día tengo que tramitar como docente el vínculo con mis alumnos, pero son mis alumnos los que me habilitan la hospitalidad para yo estar como docente en sus hogares”, dice Bessone, y agrega: “Estamos tramitando la hospitalidad en un ir y venir, con valores repensados, acordando horarios conforme a los tiempos de cada una de las familias y tomando en cuenta todo este contexto”, cuenta Bessone en diálogo con VíaCarlosPaz.

Las escuelas carlospacenses reinventadas ante la pandemia.

Los estudiantes a lo largo del Valle de Punilla, utilizan como herramientas de estudio un medio de comunicación clásico y que llega a cada rincón: la radio. También cuadernillos, videos, videollamadas, mensajes, audios e imágenes enviadas a través de WhatssApp, o plataformas virtuales como Classroom o Zoom, son sólo algunas de las herramientas que sumaron a una comunicación recíproca y cotidiana.

Nosotros estamos haciendo escuela en casa. Es otra escuela, otro formato, y de esto vamos a salir todos nuevamente reconfigurados. E insisto, con un actual gesto hospitalario de la familia que nos permite tener escuela en casa. Para ello, también hemos abierto todos los placares, armarios, y bibliotecas de las escuelas para que todos los recursos de los establecimientos pasen al hogar. Y de hecho, en algunas casas en donde carecían de recurso tecnológico, se han prestado las netbook, los manuales, los libros de actividades, y se han elaborado cuadernillos, hasta que la Provincia y Nación publicaron por web para que nosotros pudiésemos sostener actividades en casa”, detalla la Inspectora.

Cuadernillos que con la ayuda de la Policía de Córdoba, llegan a los hogares de cada alumno.

Nosotros trabajamos monitoreando, acompañando, y haciendo un seguimiento lo más minucioso que se puede, en relación a los aprendizajes para seguir aprendiendo. No estamos pensando en hacer la misma escuela en el hogar”. Además, haciendo hincapié en que son muchas las escuelas carlospacenses, las que ofrecen jornadas con mucha actividad integrada, recreativa, lúdica y artística, para que sean aprovechadas con los recursos que se dispongan en casa”, remarca Bessone.

Hermosas y recreativas actividades como lecturas de cuentos, grabación y edición de audios con historias contadas por los propios estudiantes, recreación teatral de una historia que cuenta además, con la participación de integrantes de la familia. También el aporte de otros actores del ámbito educativo, como los no docentes que se suman a la creación de videos en donde por ejemplo, enseñan a cocinar una deliciosa receta. Como también, esa participación y acceso permanente que tienen en radios de diferentes localidades, mediante la emisión de cuentos, fábulas, e historias.

Y sin dejar de mencionar, que los trabajos, actividades, y videos explicativos de cualquier tipo de temática o materia, son compartidos de manera simultánea y cotidiana por cada una de los establecimientos involucrados, “para llegar a más lugares y puedan ser disfrutado por todos”, resalta la docente.

Un alumno de una zona rural de Punilla, estudiando en casa.

De lo que se trata es que todos puedan trabajar y mostrar la evidencia de lo que están aprendiendo. Tenemos que ser coherentes, y a medida de que se vaya evaluando lo que está pasando con esta pandemia, es que se van a ir tomando otras decisiones. Por lo pronto, cuando decimos ‘pronto nos volveremos a ver’, ese pronto no tiene dimensión, pero aquí estamos y aquí seguiremos“, culmina la Inspectora Técnica de Zona 5120 del sur de Punilla en diálogo exclusivo con VíaCarlosPaz.




Comentarios