La medida abarca a los salones para fiestas, a lugares destinados a actividades físicas, y limita la asistencia a las Iglesias, bares y restaurantes.


Villa Carlos Paz continúa modificando sus actividades en alerta constante mediante medidas preventivas ante el expansión y contagio del virus COVID-19 (Coronavirus). En esta ocasión, las restricciones llegaron a los salones de fiestas, gimnasios, y a cualquier tipo de actividad académica o en las que simplemente se requiera de la asistencia de muchas personas.

Además, la medida también recae sobre las actividades que se desarrollen en Iglesias y/o templos donde se practique el culto, apelando a la responsabilidad civil de los asistentes.

El anuncio se dio a conocer este martes, conjuntamente con el receso administrativo en las diferentes dependencias municipales, que a su vez, garantizan los servicios esenciales.

A diferencia de la suspensión de actividades estatales, el cese de diferentes sitios se da mediante la sanción de la ordenanza N° 6619/2020 y el Decreto N° 162/2020, mediante los cuales, informaron que que se suspenden y restringen los siguientes servicios hasta el 31 de marzo:

  • Se suspenden los eventos en Salones de Fiestas y Salones Infantiles.
  • Se suspenden las actividades que se llevan a cabo en gimnasios, clubes, academias de danza en cualquiera de sus formas, academias de judo, karate, defensa personal, como en todos aquellos establecimientos destinados a la actividad física.

Uno de los tantos gimnasios que suspenden sus actividades desde este martes. (Foto: captura de pantalla).

  • Se restringe el factor de ocupación en un cincuenta por ciento (50%) para todas las actividades que se desarrollen en iglesias y/o templos donde se practique el culto, instando a sus responsables a limitarlas al máximo en caso de ser posible, debiendo respetarse en todos los casos una distancia mínima entre los asistentes de dos metros (2mts).
  • La vigencia de las medidas adoptadas podrá ser prorrogada o ampliada, conforme la evolución de la crisis sanitaria.
  • Además, la misma ordenanza (6619), dispone que bares y restaurantes solo podrán funcionar con el 50% de su capacidad habilitada, respetando las distancias y tomando los recaudos establecidos por los protocolos.

Asimismo, cabe destacar que según lo comunicado este martes, la ordenanza “faculta al Departamento Ejecutivo a tomar las medidas necesarias que pudieren restringir de manera excepcional y por tiempo determinado las actividades públicas, privadas, comerciales, de prestación de servicios y/o cualquier otra actividad que considere oportuna, donde pueda producirse aglomeración de personas, en el marco de los protocolos sanitarios y de seguridad vigentes o que pudieren dictarse en el futuro”, especificaron desde el Municipio.

Foto: imagen ilustrativa.




Comentarios