Participó del cierre de la 60° edición ante una exclusiva grilla cuartetera, entre otros, Banda XXI y Dale Q' Va fueron ovacionados en "la noche de Córdoba".


El Festival Nacional de Folklore de Cosquín llegó a su fin, cerró su edición número 60 ante una concurrida Plaza Próspero Molina, con miles de personas que participaron de la promocionada “noche de Córdoba”, protagonizada por diferentes grupos cuarteteros y con La Mona Jiménez como broche de oro.

Este lunes por la noche, se vivió el cierre del tradicional Festival que desde el 25 de enero, presentó una nutrida grilla de artistas de todo el país y de todos los géneros musicales.

La Mona Jiménez en la décima noche del Festival coscoíno.

En cuanto a la décima luna, fue dedicada a los amantes de la música cordobesa, un espacio exclusivo para bandas y grupos cuarteteros, y con el cierre estelar del “Mandamás”.

La Plaza Próspero Molina colmada de gente este lunes por la noche.

La Mona Jiménez subió al escenario Atahualpa Yupanqui alrededor de las 2 de la madrugada, ante un público eufórico que aguardaba su arribo al escenario mayor de Cosquín. Incluso, se habrían ocasionados disturbios tanto al ingresar como a la salida del predio, debido a la gran cantidad de personas y al presunto descontrol en el que habría derivado.

La Mona Jiménez reconocido por el Gobierno de la Ciudad.

Pero eso no fue motivo para que muchos dejaran de disfrutar del show que La Mona tenía preparado, haciendo vibrar cada rincón de la mítica y concurrida plaza, y hasta animándose a cantar “Lunita de Alberdi” usando el poncho que el intendente Municipal, Gabriel Musso, le obsequió junto a una placa distintiva por su participación en el Festival coscoíno.

Dale Q’ Va en la décima noche coscoína.

Antes del show final, Dale Q’ Va y Banda XXI, fueron las primeras bandas de cuarteto que le dieron inicio a una noche exclusivamente cordobesa.

Banda XXI sobre el escenario mayor del Festival.

Foto: Prensa Oficial Magdalena Audap-Soubie / Emy DAmbrosio​.




Comentarios