El Servicio Internacional de Adquisición de Aplicaciones de Agrobiotecnología (ISAAA, por sus siglas en inglés), publicó recientemente un informe sobre la adopción mundial de los cultivos biotecnológicos en el 2019, donde revela que un total de 1.950 millones de personas en todo el mundo fueron beneficiadas principalmente en su seguridad alimentaria con la adopción de tecnología en el campo.

En Argentina fueron sembradas más de 24 millones de hectáreas de cultivos biotecnológicos de soja, maíz, alfalfa y algodón, quedando en los cinco primeros puestos superiores en el mundo en la adopción de biotecnología en el campo. Mediante la adopción de biotecnología se puede producir más en la misma área, disminuir el uso de los pesticidas -reduciendo costos y ayudando al ambiente- y mejorar el manejo de los cultivos.

Distribución del uso de cultivos biotecnológicos

Los otros cuatro principales países con la mayor superficie de cultivos biotecnológicos fueron Estados Unidos (71.5 millones de hectáreas), Brasil (52.8 millones de hectáreas), Canadá (12.5 millones de hectáreas) e India (11.9 millones de hectáreas). En total actualmente son 29 los países que adoptan cultivos biotecnológicos entre los que se resalta la inclusión de países en desarrollo, principalmente de África.