Según Came, además se sumó que en julio la participación del productor en el precio bajó 7,3% y el promedio de incidencia de la materia prima en el producto final fue de 24,9 %. La entidad destacó hace el cálculo sobre 24 agroalimentos. En julio, el salto en la brecha se dio por los productos frutihortícolas. “Es el cuarto mes consecutivo que aumenta, acumulando una suba de 32,8% en 5 meses”, informaron.

Plantación - Ramiro Bustinza

Brecha de precios

Came señaló que la suba mensual fue impulsada por una baja de 1,4 % en los precios al productor, mientras que los precios al consumidor crecieron 8 % en los comercios pymes de cercanía y 10,9% en los hipermercados.

Si se consideran a los 19 productos frutihortícolas relevados (sin incluir ganaderos), en 13 de ellos se podían encontrar mejores precios en los comercios minoristas pymes que en los hipermercados, y en 6 al revés. Por ejemplo, el brócoli mantuvo una diferencia importante, ya que en verdulerías y almacenes el precio del kilogramo fue 41,9% menor que en los hipermercados. “En el otro extremo, estuvo la naranja, donde los precios en los comercios pymes resultaron 29,8% mayores que en dichas cadenas”, detalló Came.

En cuanto a la ganadería, el índice creció 1,1%, con una brecha promedio de 3,24 veces. Dentro de estos productos hay fuertes diferencias, la carne de pollo tuvo una brecha de sólo 1,86 veces, para la carne de cerdo fue de 4,93 veces y en la vacuna de 4,17 veces.

Mayores y menores brechas

En julio, las mayores brechas entre precios de origen y destino se dieron en: zapallito con una diferencia de 15,0 veces, zanahoria 13,4 veces, naranja 11,3 veces y limón 10,4 veces.

Por su parte, los productos con menores brechas fueron el pollo 1,86 veces, frutilla 1,86 veces, huevos 1,95 veces y ajo 2,28.