La situación fue dada a conocer por la Asociación Docentes Santacruceños (ADOSAC) durante la jornada del martes, el segundo día de paro provincial que llevaba adelante el gremio, justamente por reclamos que tienen que ver con lo salarial, lo administrativo y el cumplimiento del protocolo en las escuelas con clases presenciales.

“Nuestra salud no tiene importancia”, se indicó desde el gremio con sede en Caleta Olivia. Criticaron la posición del gobierno provincial como “negadores de la realidad, con anteojeras y sin los recaudos necesarios para prevenir”.

Jardín de infantes. (Foto ilustrativa)

En este sentido, hay que tener en cuenta que los docentes que trabajan tanto en escuelas de la comisión de fomento de Fitz Roy y de Jaramillo residen en Caleta Olivia (con transmisión comunitaria). Si bien estas comunas son denominadas “rurales” y la presencialidad estaba habilitada, no se tuvo en cuenta que el personal docente llega desde Caleta Olivia, donde las clases presenciales no se iniciaron por ser una ciudad con transmisión comunitaria.

Por esto es que se informó que “dio positivo el hisopado de docentes que residen en Caleta Olivia y trabajan en Fitz Roy y Jaramillo”.

La consecuencia de ello es que “quedó aislado todo el personal docente y auxiliares de educación del Jardín de Infantes 29 (Fitz Roy) y del Jardín de Infantes 32 (Jaramillo)”.

ADOSAC expresó que “exigieron presencialidad sin tener en cuenta que Caleta Olivia está con transmisión comunitaria y que los docentes viajan a esas localidades para cumplir sus funciones”.

“Dicen que la prioridad es la salud y acá tenemos el resultado de sus acciones”, criticaron.