Parte del expediente describe que Fabián Gutiérrez fue torturado durante horas, esa fue la manera en que los asesinos querían saber donde tenía la plata de la corrupción.

Carlos Narvarte, juez del caso Fabián Gutiérrez.

El juez Narvarte determinó que los acusados tenían una bolsa con elementos recolectados para martirizarlo durante un interrogatorio.

En los fundamentos que encontró el Juez para mantener el agravante de "premeditación", señala algo que encontró la Policía en el allanamiento a la casa de Facundo Zaeta: unas anotaciones que darían cuenta de una investigación previa a cometer el robo.

Según se detalla todo ocurrió en casi cuatro horas. Aquellas fueron las últimas horas con vida de Fabián Gutiérrez -ex secretario de Cristina Kirchner-, una escena que el juez Carlos Narvarte describió como "una brutal tortura desplegada". Golpes en diversas partes del cuerpo, elementos de tortura, cinco cortes en el cuello, más golpes, elementos que van desde piedras, palos, vendas, todo fue detallado paso por paso en el escrito del magistrado donde resolvió que Facundo Zaeta fue el autor del crimen y que contó con dos coautores que "prestaron colaboración necesaria en actos consumativos, para reducir la posibilidad de defensa de Gutiérrez".

Las propiedades de Fabián Gutiérrez (Captura)

Facundo Zaeta había declarado que la planificación del hecho comenzó hace 2 meses. El raid delictivo comenzó el jueves 2 de julio a las 19.30 y el juez Carlos Narvarte estimó que el homicidio se habría cometido antes de las 23.

El testimonio de Zaeta se contradice con el de (Facundo) Gómez, por lo que el juez Narvarte ordenaría un careo.

Gómez declaró que Zaeta le aseguró que lo tenía todo planeado. "Él me dijo que desde el viernes al domingo no iba a haber nadie en la casa, que era ir y buscar las cosas, las cargábamos en la camioneta y la llevábamos a un departamento que está a una cuadra de la casa de Fabián", a lo que Zaeta contradijo con que el plan consistió en seducir a Gutiérrez para "concertar un encuentro sexual, luego reducirlo y taparle los ojos para robarle. Me dijo (por Gómez) que si lo hacía iba a ser una persona muy rica…Sólo nos íbamos a quedar con el dinero y que nadie iba a salir lastimado... Gómez iba a llegar a la casa, le hacía unas preguntas (a Gutiérrez) y se iría con el dinero…Me prometió que a Fabián y a mí no nos iba a pasar nada. Pero a él no lo podían ver".

Homicidio de Fabián Gutiérrez.

Como habían acordado, el ex secretario de Cristina Kirchner buscó a Facundo Zaeta por su casa en su camioneta Amarok, la misma que horas después sería utilizada para trasladar su cuerpo ya sin vida. Se dirigieron a la vivienda a la que se había mudado hacía tan sólo 24 horas. Es una de las 36 propiedades que la justicia federal determinó que había comprado con dinero ilícito, proveniente de la corrupción.

Ingresaron a la casa de dos plantas. Facundo Zaeta ya tenía todo decidido, ya había como dijo el juez del caso "pergeñado el plan", quería robarle dinero que a su entender Gutiérrez tenía guardado, "dinero de la corrupción" declaró el joven en su indagatoria.

En esa propiedad, que Gutiérrez había preparado para pasar tres días con Zaeta, Facundo logró reducirlo "y le vendó los ojos para después llamar a Facundo Gómez Chavez" para que vaya junto a su "persona de confianza", Pedro Monzón, y así puedan entre los tres "llevar adelante el hecho acordado".

Fabián Gutiérrez.

Los tres acusados en el interior de la casa comenzaron a decirle a Gutiérrez que entregue el dinero, “mediante golpes de puños”. Al no obtener las respuestas deseadas, “prosiguieron con la tortura”.

Según reconstruyó la Justicia, el ex secretario recibió golpes en brazos, manos, torso, cabeza y rostro, laceraciones varias y de distintas longitudes, fractura de la falange proximal del dedo pulgar izquierdo y un total de cinco puñaladas en la zona del cuello, que revelan una conducta desenfrenada en la ejecución del crimen.

El Juez determina que Zaeta, de 19 años, agredió "reiteradamente a la víctima" en diversas partes del cuerpo. Para la escena que le valió la acusación de homicidio agravado por la alevosía, Facundo Zaeta según reconstruyeron los investigadores, se valió de "sus propias manos y otros elementos para torturarlo". Los últimos minutos de vida de Fabián Gutiérrez estuvieron signados por la violencia, algo que confirmó la autopsia también.

Homicidio de Fabián Gutiérrez.

Los elementos que utilizó el joven procesado por homicidio doblemente agravado, fueron por un lado uno “punzo cortante” con el que “le habría provocado intencionalmente cinco cortes en la zona del cuello”. La situación empeoró, Zaeta después de esa violencia prosiguió con el “estrangulamiento” que cometió “con un lazo o con un elemento de similares características ocasionándole con dicho accionar la muerte”.

El cuerpo yacía en el piso, estiman hasta el momento, del baño de la vivienda. Uno de los acusados dijo haber visto y escuchado a Zaeta decirle a Gutiérrez, y en un tono exaltado, “no quisiste por las buenas, y esto te pasa por las malas”. La descripción fue más allá: “Facundo Zaeta le pegaba con cualquier cosa, con las manos, con los pies, aparte de que estaba atado “. Entonces Monzón, dijo que Gutiérrez había “sufrido todo el maltrato”, cuando se le pidió que dé detalles al respecto, indicó: “Cuando llegué a la casa tenía la cara hinchada, ya lo habían golpeado”. Cerca del cuerpo, dijeron haber visto “dos piedras con sangre”.

El principal acusado no estuvo solo. La escena del crimen cuenta con dos coautores: Gómez Chávez y Monzón. Ambos quisieron en sus indagatorias responsabilizar de todo a Zaeta y éste a su vez, dijo que la idea del robo económico, había sido de su amigo, Facundo Gómez Chávez. Son declaraciones cruzadas y enfrentadas, pero el juez Narvarte ubicó a todos en la vivienda donde pasó sus últimos minutos con vida Fabián Gutiérrez. Los otros dos jóvenes involucrados "prestaron colaboración necesaria en actos consumativos, para reducir la posibilidad de defensa de Gutiérrez".

Facundo Zaeta, principal sospechoso del asesinato de Fabián Gutiérrez (Foto: Diario Nuevo Día)

Autopsia

La autopsia confirmó el grado de violencia: “había sangre en el tronco superior, rostro, cuello y cuero cabelludo, y en la zona de la barba y rostro semicubierto con arena; la cabeza y el cuello se encontraban tumefactos, en la zona frontal derecha, contaba con una herida sobre la ceja de 7 cm, diversos cortes, ambos brazos semiflexionados con múltiples lesiones, traumatismo de cráneo”. Hubo más detalles: “las contusiones fueron hechas por un objeto romo, y que la muerte fue por estrangulamiento a lazo o similar”.

El ex secretario quedó reducido, maniatado y ya se encontraba para esa hora de la noche bastante golpeado. Lo cargaron en la camioneta y lo llevaron a la cabaña donde buscaron esconderlo. Allí la violencia no cesó. Monzón dijo que allí también le propinaron "puñaladas, ya el cuerpo no se movía, todo era muy sangriento". Y fue cuando contó que dejaron caer una piedra sobre la cabeza y después siguieron golpes "con un palo de escoba en la cara". Fabián Gutiérrez ya tenía varios minutos sin vida, pero siguieron pegándole a su cuerpo.

El 4 de julio a las 11 hallaron el cuerpo, semienterrado debajo de un árbol.