José Carlos Olaya González, el conductor que atropelló y mató a Marcela Bimonte, fue indagado este martes. La familia de la víctima pidió que no lo liberen ya que, según aseguraron, tiene antecedentes penales. Por el momento, quedará detenido hasta que haya nuevas novedades.

Sin embargo, los tres amigos que ayudar a escapar a Olaya del lugar del hecho, después de atropellar y matar en los Bosques de Palermo, quedaron en libertad y se fueron a sus domicilios. Desde la Justicia aclararon que quedaron bajó la investigación y la causa.

José Carlos Olaya González, el conductor del auto que atropelló y mató a una ciclista en Palermo.

Por su parte, la fiscalía adelantó que pedirá la prisión preventiva para Olaya, que tiene causas por robo agravado, encubrimiento y portación de arma de guerra. Además, dio positivo en el narcotest que le realizaron y arrojó rastros de marihuana en sangre, pero negativo en alcoholemia.

Así quedó el auto que chocó contra cinco personas en los Bosques de Palermo. (Télam) Foto: télam

Si bien la imputación inicial es homicidio culposo, como se justifica a una muerte en caso de siniestro vial, desde la familia de la víctima como desde la Agencia de Seguridad Vial piden que se trate como un homicidio doloso, es decir, que tuvo intención de matar.

Los antecedes de José Carlos Olaya González, el conductor que mató en los Bosques de Palermo

La fiscal Natalia Pla “le tomará declaración indagatoria” a las cuatro personas que están detenidas, entre ellos, José Carlos Olaya González quien fue el conductor que atropelló a cinco personas y generó la muerte de una.

Una persona falleció producto de la imprudencia de José Carlos Olaya González

Mientras tanto, se detectó que Olaya González tiene una condena del 31 de agosto de 2010 por el Tribunal de Lomas de Zamora a 6 años y 9 meses de prisión por los delitos de robo agravado con el uso de arma de fuego en concurso real con portación de arma de guerra sin la debida autorización legal. El imputado tiene también otra causa del 17 de febrero de 2017 por Encubrimiento agravado por Ánimo de Lucro.

Por otra parte, tras la detención del imputado se supo que el auto que conducía, cuya patente es NGN 632, ya tenía multas por exceso de velocidad y por no respetar el semáforo que superan los $58.000.