Fernán Quirós habló este sábado en relación a la aprobación de los autotest para detectar casos de COVID-19. El ministro de Salud porteño reconoció su importancia, pero remarcó que “no puede ser el eje central del diagnóstico”.

En diálogo con CNN, el funcionario de la Ciudad de Buenos Aires remarcó que el Estado y los centros de testeo continúen trabajando para rastrear a los positivos. “Es un instrumento más. Pero por supuesto que no puede ser el eje central del diagnóstico de la enfermedad”, explicó.

Los autotest domiciliarios de covid-19 tienen una sensibilidad del 96,8% Foto: Bae Negocios

“Cuanto más ampliás la capacidad de testeo, menos se va a necesitar el autotest. Principalmente porque nadie va a pagar $2 mil un test que vos le das gratuito a la vuelta de la esquina”, añadió.

Por otro lado, señaló que en “Argentina y muchos países del mundo, el auto testeo no es confirmación, sino sospecha”. En ese caso, quien de positivo deberá presentarse en un centro de testeo para confirmar el diagnóstico.

La ocupación de camas en la Ciudad de Buenos aires y la relación con los no vacunados

En medio de la polémica por la vacunación y las contras que se encuentran en algunos sectores de la sociedad, el ministro de Salud porteño confirmó que el 65% de los internados en terapia intensiva en centros de la Ciudad “no están vacunados”, mientras que “entre un ocho y diez por ciento, cuentan con una dosis”.

En la Ciudad de Buenos Aires hay solo un 5% de personas que no se han vacunado.

“Hasta la variante Ómicron, es decir hasta Delta circulando, la doble vacunación descendía hasta el 90% el riesgo de llegar a terapia intensiva. Dos de cada tres camas las ocupan quienes no están en esa situación”, expresó.

Además, el funcionario porteño puntualizó que “5% de no vacunados que tiene la Ciudad es un valor bajo, ya que hay países en los que ese número es 10% y otros en los que es 30%”.

La cantidad de camas ocupadas que hay en las unidades críticas de los centros médicos porteños

Un reporte epidemiológico que fue difundido este sábado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires demostró que solo hay un 10,7% de las camas de terapia intensiva ocupadas: son 64 sobre un total de 600.

1 de cada 6 camas están ocupadas en las unidades de terapia intensiva en la Ciudad de Buenos Aires Foto: Orlando Pelichotti Foto: Orlando Pelichotti

Si bien los casos críticos se triplicaron en 15 días, eso solo representa 1 de cada 6 internaciones en las unidades de terapia intensiva.

“La Argentina y los porteños en particular tienen un grado de vacunación muy alto. En la Ciudad, el 86% tienen dos dosis y el 23% están con refuerzos. Eso hace que tengamos números enormes de casos, pero naturalmente con menos gravedad y mucha menos necesidad de internación”, completó.