El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, se mostró en desacuerdo con las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno Nacional, principalmente por aquella que permite no usar más barbijos al aire libre.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: arriban hoy más de 160 mil vacunas Pfizer

“Creemos que todavía no es momento de quitarnos el barbijo”, dijo el ministro de Salud porteño. Aunque destacó que las medidas anunciadas este martes por el Poder ejecutivo “van en el sentido correcto”.

Fernán Quirós se mostró en contra del no uso obligatorio del barbijo en espacios abiertos.

Decisión de cada gobierno local

Un dato a tener muy presente es que el uso del tapabocas está bajo la decisión de cada gobierno local. Es por ello que si bien el Gobierno Nacional dictaminó su no obligatoriedad de uso al aire libre, podría primar el criterio de Quirós y en la Ciudad tener que volver a usarse.

Las medidas anunciadas este martes por la ministra de Salud Pública, Carla Vizzotti, recalcaron la no obligatoriedad del uso del tapabocas, entre otras tantas medidas en pos de flexibilizar la cuarentena.

Carla Vizzotti durante la conferencia de prensa en la que anunció las flexibilizaciones de la cuarentena.

Aunque por la tarde de este martes pasado, aclararon que este anuncio era una recomendación, y por lo tanto, la decisión final iba a depender de cada una de las jurisdicciones.

En ese sentido, Salta y Jujuy ya aclararon que no se adherirán a la medida, y este mismo miércoles se sumó la Ciudad de Buenos Aires.

“Sabemos que en el espacio abierto la contagiosidad es mucho menor, pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con las dos dosis de la vacuna antes de tomar este tipo de medidas”, explicó Fernán Quirós.

Pero ante los anuncios emitidos por el Gobierno Nacional este martes y la vuelta atrás anunciada por el Gobierno porteño este miércoles, prima el desconcierto en la población.

Aunque está clara la posición del Gobierno de la Ciudad de no querer ir para atrás con el uso del barbijo para así ponerle mayores frenos a los contagios por coronavirus.