El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de su secretaría de Transporte y Obras Públicas, intervino más de 500 espacios entre los que se destacan paradas de colectivos, paradores de Metrobus, estaciones de subte, entre otros, para promover el distanciamiento social en los momentos de espera, operación y uso del transporte público.

La iniciativa “Distanciamiento Social en el Uso del Transporte Público” consistió en instalar una serie de gráficas y señales para representar y respetar la distancia mínima preventiva de un metro y medio entre cada persona.

El Gobierno porteño intervino más de 500 paradas de transporte público para promover el distanciamientoPrensa GCBA

También se muestra el mensaje “Mantener distancia al formar la fila” en todos los carteles de predictivo, en los Centros de Trasbordo y en los de la vía pública.

La directora general de Diseño e Implementación de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad, Clara Sanguinetti, destacó que “al inicio de la pandemia, las intervenciones en lugares de espera de transporte público fueron fundamentales para acompañar a los vecinos en la incorporación de nuevos hábitos”.

El Gobierno porteño intervino más de 500 paradas de transporte público para promover el distanciamientoPrensa GCBA

La funcionaria explicó que en estos espacios “los pasajeros se concentran durante un tiempo determinado y por eso fue importante intervenirlos para garantizar las medidas de distanciamiento social”.

Sin embargo, en septiembre, gracias a la colaboración de Vital Strategies y Bloomberg Philanthropies, y en el marco de la Alianza de Ciudades Saludables, se sumaron 500 carteles adicionales en puntos estratégicos de la Ciudad de Buenos Aires, como paradas de colectivos cercanas a hospitales y barrios vulnerables.

El Gobierno porteño intervino más de 500 paradas de transporte público para promover el distanciamientoPrensa GCBA

La Alianza de Ciudades Saludables es una prestigiosa red global de ciudades comprometidas con salvar vidas mediante la prevención de enfermedades no transmisibles y lesiones. Como respuesta al COVID-19, esta organización ha financiado al menos 40 millones de dólares para poder dar respuestas a las necesidades urbanas en este contexto.

“La pandemia del coronavirus es principalmente una crisis urbana, que coloca a las ciudades a la vanguardia de la respuesta a esta emergencia de salud pública sin precedentes. La Alianza sigue comprometida a apoyar a Buenos Aires y a otras ciudades del mundo para salvar vidas, proteger a los residentes urbanos y construir un futuro saludable”, indicó Ariela Rojhani, directora de la red.

El Gobierno porteño intervino más de 500 paradas de transporte público para promover el distanciamientoPrensa GCBA

En esa línea, las intervenciones que hizo el Gobierno porteño, ya sea con cartelería y/o demarcaciones, fueron sobre paradores de Metrobus y Centros de Trasbordo; en los exteriores (como en el acceso a la estación Constitución); en lugares de recarga de la tarjeta SUBE y boleterías; molinetes; andenes; paradas en refugios; paradas en postes, y en el interior y exterior de las formaciones.

En el caso de los paradores y Centros de Trasbordo, la distancia social marcada entre cada persona esencial que requiera movilizarse en colectivo está indicada con huellas en las baldosas. La distancia mínima preventiva, a modo de referencia, se corresponde a cuatro baldosas.

El Gobierno porteño intervino más de 500 paradas de transporte público para promover el distanciamientoPrensa GCBA

“Si bien sabemos que en las actividades al aire libre el riesgo de transmisión del virus disminuye, debemos seguir cuidándonos y fomentando las medidas de distanciamiento social en los momentos de espera, así como también la obligatoriedad del uso del tapabocas para que el transporte público siga siendo un lugar seguro para trabajadores esenciales, docentes y estudiantes”, sostuvo Sanguinetti.