El rastro del secuestrador de Maia Yael Beloso, la nena de siete años que vivía con su mamá en situación de calle en el barrio Cildañez, de Parque Avellaneda, llevó la investigación hacia la zona del zoológico de Luján.

La menor fue encontrada durante la madrugada del jueves.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, ubicó al sospechoso, identificado como Carlos Alberto Sierra o Carlos Alberto Savanz, de 39 años, “cerca del zoológico” de Luján y allí se concentró la búsqueda la noche del miércoles.

El buzo del secuestrador de Maia Beloso, identificado como Carlos Alberto Sierra o Carlos Alberto Savanz, de 39 años.

Por la zona hallaron un colchón, una almohada y un buzo, que según dijo Stella, mamá de la menor, pertenecería al secuestrador. Estaban en una casilla a la vera de la Ruta 6 a la altura del kilómetro 151 de General Rodríguez.

La mujer, que fue quien denunció la desaparición de Maia el martes, estuvo presente durante el operativo que llevaron adelante tres fuerzas de seguridad y la policía científica. Por los datos recabados, los investigadores deducen que “Carlitos” estuvo en más de una oportunidad en el lugar donde se encontraron sus pertenencias.

Colchón viejo encontrado en una casilla a la vera de la Ruta 6 a la altura del kilómetro 151 de General Rodríguez.

“Se llegó a través de un rastrillaje con el acompañamiento de familiares de Maia y al arribar encontraron un lugar precario, en el que hallaron un colchón, una almohada y un buzo”, detalló Ana Mottino, secretaria de Justicia y Seguridad de General Rodríguez, a TN.

A la vista de la mamá, reconoce el buzo como que era del imputado”, remarcó Mottino, y aclaró que la prenda será peritada para determinar “si la evidencia es acertada o no”.

Una bicicleta abandonada

Además del buzo, la bicicleta que pertenece a “Carlitos” fue hallada el miércoles a la noche, abandonada, en General Rodríguez. Sin embargo, la familia de la nena no cree que este rodado no fue el empleado en el secuestro.

Bicicleta que pertenecía al secuestrador de Maia Beloso

Es “una bicicleta con la que este chacal, depredador, anduvo hasta el jueves de la semana pasada”, explicó el abogado de la familia de Maia, Rodolfo Baqué.

Según Baqué, la bici que tiene detrás un canasto de plástico verde agua, fue secuestrada por la Policía frente al zoológico de General Rodríguez. “Él siempre decía que la iba a llevar al zoológico”, marcó, por lo de deduce que se trata de una zona que el sospechoso “conoce”.

El operativo

Más de 500 efectivos de tres fuerzas de seguridad con motos, camionetas, helicópteros y perros rastreadores continuarán con la búsqueda de Maia. Ahora los rastrillajes seguirán en la zona de Luján, General Rodríguez.

Al menos 200 policías trabajaron en conjunto en la búsqueda de la niña por el barrio Los Laureles de Luján, una zona muy oscura y con muchas casas abandonadas, con resultado negativo. Los propios vecinos colaboraron en los rastrillajes con datos que se iban recibiendo desde el centro de operaciones policial.

Además, los vecinos y amigos de la familia de Maia participaron durante toda la noche del corte de la autopista Dellepiane, en Villa Lugano, en reclamo del esclarecimiento del caso y exigiendo la aparición con vida de la niña.

Respecto a la investigación, los policías, bajo la supervisión de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 54, a cargo de Laura Belloqui, analizaron decenas de cámaras de seguridad que captaron el minuto a minuto del trayecto que realizó Maia con su captor desde las 8.40 de la mañana del lunes en Villa Lugano hasta pasadas las 13.30 de ese día, cuando se los ve por última vez en el partido de General Rodríguez.

Tras evaluar la situación, se resolvió activar el “Alerta Sofía”, un sistema de comunicación de emergencia rápida para el reporte de desapariciones de menores de edad.

El flyer que emitió el Ministerio de Seguridad de la Nación en internet.

Con información de Télam.