En la Ciudad de Buenos Aires, el ciclo lectivo se inició el 17 de febrero. A partir de entonces, se registró un acumulado de casos positivos en la comunidad educativa de 10.736, es decir, un 1,53% del total que está conformado por 700.518 personas (de escuelas estatales y privadas).

//Mirá también: Coronavirus en la Ciudad: solo quedan disponibles 95 camas de terapia intensiva

Entre los contagios se hallan 6452 estudiantes y 4284 adultos (entre personal docente y no docente). Desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires subrayan que esta cifra está “muy por debajo” de la de contagios entre residentes en general, que marca un 4,7% de positivos.

Clases presenciales en la Ciudad. (Foto: Federico López Claro)

Asimismo, a partir de la encuesta epidemiológica que se realiza a todos los contagiados, el 89% reconoció haber contraído el virus fuera de la escuela. De este modo, señalan, “se confirma que la detección temprana es fundamental y que los protocolos funcionan para evitar mayores contagios”.

Las escuelas privadas y estatales suman un total de 45.056 burbujas y, hasta el 14 de mayo, se encontraban aisladas 568, lo que equivale a un 1,26% del total.

Testeos disponibles

Continúa vigente la autorización que en abril otorgó el Ministerio de Educación a todo el personal docente y no docente de la Ciudad para que puedan testearse también en horario laboral.

//Mirá también: Vacunas vip: se amplió el sumario administrativo

De esta manera, podrán ingresar más tarde, retirarse antes o acudir en el transcurso del horario laboral, volviendo a prestar servicio una vez concluido el trámite. Para realizarse el testeo, el docente o no docente deberá solicitar un turno.