Debieron evacuaron la estación Constitución. El ferrocarril Roca funcionaba pese a la medida de fuerza.


Los ramales eléctricos de la línea de tren General Roca reanudaron sus servicios con demoras cerca de las 17.30, luego de que la brigada antiexplosivos de la Policía Federal corroborara la inexistencia de bombas advertidas en amenazas a las estaciones de Constitución, Lanús y Temperley.

“Siendo las 17.36, la línea Roca restablece su servicio en todos sus ramales con demoras y cancelaciones”, informó Trenes Argentinos en un comunicado.

La empresa indicó que “las demoras y cancelaciones se irán acortando con el correr de los minutos hasta que se pueda prestar el servicio cumpliendo con el cronograma habitual”.

El servicio se había interrumpido poco antes de las 16 por tres amenazas de bomba recibidas a través de un llamado al 911 que provocó la cancelación total de los ramales eléctricos, afectando “más de 100.000 pasajeros en el retorno a sus hogares”, informó Trenes Argentinos.

La vuelta a casa, complicada tras el paro y las amenazas de bomba. (TN)

A las 15.45, la línea telefónica 911 recibió tres avisos de bomba, por lo que se procedió a evacuar las estaciones, como indica el protocolo de seguridad, y la brigada antiexplosivos de la Policía Federal revisó las tres estaciones para “corroborar que las amenazas son falsas”, dijeron a  la agencia Télam voceros de Trenes Argentinos.

Las amenazas fueron recibidas por un llamado a la línea 911 a las 15:45 y se sumaron a las “11 que se produjeron durante los últimos 60 días en distintas estaciones de las líneas Roca y Sarmiento”, lamentaron desde Trenes Argentinos.

Mientras los efectivos de la Policía Federal trabajaban en las estaciones, el juzgado correspondiente tomó intervención para “identificar a los autores de los llamados”, agregaron.

Un pasajero desde el frente de la estación Constitución dijo, a través de la señal de cable TN, que si “en tren tardaba unos 25 minutos en llegar hasta Berazategui, ahora, en colectivo, puede demorar “unas 4 horas”.

El 25 de abril último, un adolescente fue detenido y acusado de haber hecho dos amenazas de bomba, a través del 911, a la estación de Constitución el día 23 del mismo mes.






Comentarios