El objetivo de esta unidad, en la que participa el PJ orgánico y el kirchnerismo, es darle pelea a Mauricio Macri a nivel nacional y a María Eugenia Vidal en la Provincia.


El peronismo bonaerense, en todas sus variantes, cerró este jueves la unidad y decidió sumarse al frente electoral que está construyendo la expresidenta y líder de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner.

El peronismo bonaerense selló la unidad y se suma al frente de Cristina Kirchner. (Prensa PJ Bonaerense)

El objetivo de esta unidad, en la que participa el PJ orgánico y el kirchnerismo, es darle pelea a Mauricio Macri a nivel nacional y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en terreno bonaerense.

En ese marco, el gran ausente de la jornada fue el exministro de Economía, Axel Kicillof, quien tiene pretensiones de competir para gobernador bonaerense. Los intendentes de la provincia, en tanto, quieren que el candidato sea uno de ellos y por consenso frentista.

En la mesa central de dirigentes estuvo sentado el diputado nacional Máximo Kirchner, por lo que se entendió como un mensaje de apoyo a la candidatura de un intendente. Kicillof, en este contexto, estaría bajado de la carrera electoral para un cargo ejecutivo.

En la mesa central de dirigentes estuvo sentado Máximo Kirchner. (Prensa PJ Bonaerense)

Reunidos en La Matanza, 752 congresales del PJ autorizaron al partido la realización de alianzas electorales con una idea frentista que el peronismo tradicional y el kirchnerismo ya acordaron en diez provincias.

Los pactos electorales están avanzando ciudad por ciudad y provincia por provincia, tal la orden que bajó la actual senadora en noviembre pasado. Las negociaciones van al ritmo de un calendario electoral sembrado de elecciones desdobladas.

Los intendentes, algunos gobernadores y dirigentes de segunda línea siguen confiados en que la senadora será candidata para disputarle la presidencia a Macri. Y están envalentonados porque la intención de voto de Cristina sigue entre los 30 y 35 puntos.

“El pueblo no da más y demanda hoy que haya dirigentes a las altura de las circunstancias. La gente nos pide que de una buena vez nos pongamos los pantalones largos para que mañana no tengamos que contar las empresas que cierran”, dijo la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, a Vía País en el acto.

El diputado y también dirigente peronista de La Matanza, Fernando Espinoza, agregó que “así no se puede seguir: lo único que no sube son los salarios y la cantidad de trabajo. Venimos a construir la unidad para ganar las elecciones de octubre”.

Espinoza, como titular del Consejo del PJ bonaerense, y el presidente del partido en la provincia, Fernando Gary, lideraron el acto. Ambos remarcaron una y otra vez que Cambiemos “no solucionó ninguno de los problemas que prometió resolver, sino que lo agravó”.

Fue justamente Gray quien al final del acto blanqueó el objetivo del Congreso partidario al sostener que “hay que dejar de lado las apetencias personales para poner otra vez una presidenta en la Casa Rosada”.

“Hoy es un día de fiesta para todo el espacio del campo nacional y popular porque venimos a este Congreso de La Matanza para sellar la unión definitiva de todo el campo nacional y popular, con un frente democrático amplio”, afirmó Espinoza.

Durante su discurso ante los congresales, el diputado nacional llamó a “convocar a todos los sectores de la sociedad que están arrepentidos de su voto a Macri y a Vidal porque fueron perjudicados por sus políticas”.

Para Espinoza, “a partir de hoy empieza un camino de un nuevo espacio en la provincia de Buenos Aires. Una unidad con todos los sectores para ganarle a Cambiemos”.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios