A pesar de la polémica generada por "Smartmatic", aseguró estar confiado con el escrutinio definitivo.


Con la apertura de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) uno de los primeros candidatos que emitió su voto fue Matías Tombolini, precandidato a Jefe de Gobierno porteño por Consenso Federal bajo el ala de Roberto Lavagna. El precandidato fue hasta Rosario Vera Peñaloza del barrio Almagro, en la mesa 2322 con una docena de facturas para las autoridades de mesa.

El economista y profesor de la Universidad de Buenos Aires en su modalidad online afirmó que esta “será una jornada muy movida”. Además saldrá a recorrer escuelas para “garantizar que estén todas las boletas en este ‘arcaico’ sistema de papel que seguimos usando”, opinó a favor de la boleta electrónica.

Cerca del mediodía estará en el centro de cómputos y para las 17:00 horas acompañará a Lavagna padre e hijo hasta que se brinden los primeros números. Respecto a la polémica que levantó la empresa multinacional, “Smartmatic” que llevará adelante el escrutinio provisorio. En declaraciones a la prensa, Tombolini afirmó que tienen “más preguntas que respuestas, nos está ofreciendo un sistema que esperemos que no traiga mayores disgustos”.

“Hay como dos instancias, qué vamos a conocer hoy a la noche en términos de la información con lo que nos vamos a dormir. ¿Qué es lo que va a pasar con el escrutinio provisorio y cómo eso te deja parado frente al escrutinio definitivo?”, se preguntó el precandidato. Y agregó: “Si aparecen muchas dudas vamos a estar dos semanas contando votos”.

Aunque, el economista dijo que “sobre el resultado definitivo no hay margen para duda”. Para el precandidato para Ciudad de Buenos Aires, el país no presentaría dificultades cerca del final.





Comentarios