Le flamante fórmula del PJ-Unidad Ciudadana apareció por primera vez y habló de la situación de la provincia.


Axel Kicillof y Verónica Magario, que integran la fórmula del frente PJ-Unidad Ciudadana para las elecciones de octubre en Buenos Aires, aparecieron este jueves por primera vez tras ser nombrados como postulantes y apuntaron fuerte contra la gobernadora María Eugenia Vidal.

Esta dupla enfrentará el desafío de competir con Vidal, quien es la dirigente política con mejor imagen del país según la mayoría de los sondeos. Incluso, gran parte del stablischment y de la Unión Cívica Radical.

El precandidato a gobernador se expresó en una recorrida por la ciudad bonaerense de Ranchos. Y la intendenta de La Matanza lo hizo al ingresar a la reunión de la mesa de Acción Política del Partido Justicialista (PJ).

Magario apuntó contra la gestión de Cambiemos en la provincia al indicar que “los bonaerenses vienen viviendo con mucha tristeza una situación muy difícil y muy compleja que el peronismo está dispuestos a terminar”.

Ambos dirigentes señalaron que la línea discursiva que viene bajando Cambiemos es que Vidal y el presidente Mauricio Macri son distintos. Esto es por la caída en las encuestas de la imagen del jefe de Estado.

“Vidal y Macri son lo mismo”, enfatizó Magario. Y señaló que no sólo comparten la misma coalición y el mismo partido político, sino también la misma línea ideológica y la misma concepción en la gestión del Estado.

En tanto, el exministro de Economía opinó que “la decepción” con Macri y Vidal pasa porque “mintieron muchísimo” cuando realizaron la campaña electoral de 2015, “prometiendo una serie de cosas de las cuales no han cumplido ninguna”.

“Este es un mal plan y fallido. Vidal hace un esfuerzo por despegarse de Macri para parecer algo distinto. Le va a costar mucho a Vidal hacer creer a los bonaerenses que no es igual a Macri”, consideró Kicillof.

Sobre su compañera de fórmula, Kicillof dijo estar “muy contento” porque se ha conseguido armar una fórmula que “complementa varias cosas: Verónica es nada menos que la intendenta de La Matanza, su experiencia es importante y su trabajo valiosísimo”.

“También recibimos el apoyo de intendentes como (Martín) Insaurralde, (Francisco) Durañona, (Jorge) Ferraresi y muchísimos más”, expresó Kicillof.

Justamente, fueron los intendentes bonaerenses los que la semana pasada avisaron que estos dos dirigentes serían los candidatos. Esto ocurrió después de que Cristina Fernández de Kirchner expresara su deseo de que ambos compitieran juntos.

Magario, a su vez, reconoció el apoyo y también agradeció a los intendentes bonaerenses, en especial al jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien aspiraba a competir en las elecciones como precandidato a gobernador.

En relación a la fórmula que integran Alberto Fernández y Cristina Fernández, la intendenta opinó que le devuelven “la esperanza a los argentinos”.

En octubre de 2015, Vidal obtuvo 3.609.312 votos (39,42 por ciento del total) y se impuso ante el candidato del kirchnerismo Aníbal Fernández, quien logró el respaldo de 3.230.789 de personas, es decir, el 35,28%.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios