En el marco del revuelo y de la violencia ejercida en Villa Mascardi, por parte de los distintos miembros de las agrupaciones Mapuches, en reclamo de sus tierras, comienza a resonar una nueva voz en tanto lío. Se trata de una agrupación feminista que hace referencia a distintos pensamientos a los que ya han manifestado.

Desde el Diario Río Negro, aseguraron que el método elegido por el grupo “Lof Lafken Winkul Mapu” para expresar sus reivindicaciones territoriales en la zona de Mascardi empezó a generar críticas entre los mismos miembros y otras personas no pertenecientes a la agrupación pero sí a la comunidad.

En base a esto, se conoció el pensamiento de la agrupación Feminismo Territorial Mapuche, quienes aseguraron: “Sostener un solo tipo de resistencia más bien encriptada en la confrontación física en la que se expone el cuerpo como modo de vida, es un discurso que no compartimos”, explicaron en un documento difundido esta semana.

Además agregaron: “Entendemos que habitar los espacios territoriales, que son también las ciudades, no es solo la resistencia sino también la vida, el desarrollo espiritual, productivo y los vínculos emocionales entre las personas y la naturaleza, incluyendo las relaciones placenteras y las que nos dan alegría”.

Por otra parte, el colectivo feminista Mapuche expresó su rechazo a “la muerte como símbolo de lucha” y señaló que si algo las impulsa es “el amor por la vida en todas sus formas”. Dejaron en claro su rechazo “al discurso de dar la vida por el territorio”.