Buscan alternativas, tras la pandemia, para ofrecer sus servicios al visitante, y garantizar distancia y seguridad durante la prueba piloto que se hará en octubre.


Guías de turismo de la ciudad rionegrina de Bariloche buscan alternativas, tras la pandemia por el coronavirus, para ofrecer sus servicios al visitante y garantizar distancia y seguridad.

Máximo Daulte y Silvina Amengual son profesionales de la localidad y gestaron una propuesta para que los visitantes disfruten de una excursión guiada desde la comodidad y seguridad de su auto.

Los guías de turismo van en su propio auto y emiten una señal que los pasajeros la captan desde una frecuencia de radio.

Ambos comparten información sobre los lugares a recorrer, anécdotas y también hacen paradas estratégicas. Así los turistas podrán hacer las excursiones desde sus propios vehículos, o alquilado, con su grupo de viaje sin ningún tipo de riesgo.

Autoturismo en Bariloche (Diario Río Negro)

“Empecé a trabajar en turismo en el 91 y hoy te podría decir que para mi es mi vida. Lo único que quiero es seguir siendo guía de turismo, es mi función, ser anfitrión de mi lugar, contar, presentar y velar por la seguridad de la gente que nos visita”, dijo a Télam el guía Máximo Daulte.

El barilochense recordó que trabaja en turismo estudiantil, social, de naturaleza, cultural, deportivo, pero siempre llegando a la gente través de un micrófono y en colectivo, o brindado servicio privado.

“El mecanismo para llegar a la gente fue el mismo, a través del micrófono pero cara a cara”, señalo Daulte, por lo que ante la situación de pandemia comenzó a plantearse el interrogante de “cómo seguir”.

“La respuesta fue ‘auto tour’. Cuando era pibe trabajé en una radio de acá de la zona, mientras estudiaba para guía de turismo, donde conocí sobre las antenas, las frecuencias, la parte técnica y me resulto interesante”, precisó.

Así, Daulte con la ayuda de técnicos armó un dispositivo que instalo en su vehículo, que emite una radiofrecuencia baja, aunque admitió que “hubo muchos desafíos para llegar a lograrlo”.

“Poco a poco fuimos puliendo la idea, distinguiendo a los vehículos para que la gente los identificase, armando un protocolo de seguridad vial, paradas con espacios y demás, y me di cuenta que teníamos que cambiar totalmente el contenido ya que no tenia nada que ver con hacer una excursión como la tradicional, así que ese fue el otro desafío”, relató.

La ciudad patagónica de San Carlos de Bariloche se prepara con todos los recaudos necesarios para llevar adelante con éxito la primera experiencia piloto para lograr el regreso paulatino de la actividad turística en el contexto de la pandemia de coronavirus. La prueba estará dirigida a recibir turistas residentes en la provincia de Río Negro.


En esta nota:

Turismo Río Negro


Comentarios