Mariano Cordi asesinó con un arma casera a su ex pareja e intentó ocultarse en Cerro Carbón. Tras su detención aceptó un "juicio abreviado".


El hombre detenido por el femicidio de Valeria Coppa, la mujer asesinada en enero pasado de un balazo en las afueras de la Catedral de Bariloche, comenzará a ser juzgado hoy en un proceso abreviado. Se espera que acepte su responsabilidad en el ataque contra su ex pareja ante el Tribunal.

La primera audiencia de “acuerdo parcial” comenzará las 10:00 horas y tendrá como único acusado a Mariano Cordi de 40 años, quien fue detenido el 1 de febrero último en la zona del Cerro Carbón, a 20 kilómetros de Bariloche, donde lo encontró la policía días después de que asesinara a su ex pareja.

Cordi aceptaría los cargos formulados por la fiscal de la causa, Betiana Cendón quien lo imputó por el delito de “homicidio calificado”. Luego, el tribunal del juicio, integrado por Marcelo Barrutia, Bernardo Campana y Héctor Leguizamón Pondal darán a conocer la pena que deberá cumplir.

Cordi tras verse rodeados por policías intentó suicidarse.

También será parte del acuerdo la abogada querellante Natalia Araya, en representación de la madre de la víctima, Marianela Ubilla. Si bien el delito que se le imputa a Cordi prevé la prisión perpetua, el defensor, Marcelo Ganuza procurará que la pena sea más leve basándose en el argumento de que en este caso existen “circunstancias extraordinarias de atenuación”.

El imputado arribó ayer a Bariloche procedente del hospital de la cárcel federal de Ezeiza, donde permanecía alojado desde marzo pasado, cuando el juez Juan Martín Arroyo le dictó la prisión preventiva y dispuso su trasladado a Buenos Aires debido a episodios de violencia que había mantenido con el personal del centro asistencial de Bariloche.

De acuerdo a los investigadores, el imputado tenía síntomas de abstinencia y cada vez que le bajaban las dosis de calmantes intentaba golpear a las enfermeras y trataba de salir de la habitación en la cual permanecía con custodia policial.

Cordi asesinó a Coppa en las escaleras de la Catedral de Bariloche cerca de las 16:00 horas del 29 de enero. Había utilizado una murga que era vista por turistas para disimular el ruido del disparo. Los peritos forenses dictaminaron que el sujeto aprovechó una distracción de la mujer, para sacar un arma de fabricación casera y disparar en la parte posterior de la cabeza de la víctima.

Mientras el cuerpo permanecía en el suelo junto a su bicicleta, Cordi caminó hasta su automóvil estacionado a pocas cuadras y se fugó hacia la zona del Cerro Carbón, donde lo encontró la Policía de Río Negro el 1 de febrero.

En plena montaña y rodeado por los agentes, el sospechoso se intentó suicidar y tuvo que ser intervenido de urgencia en el hospital zonal. Los médicos lograron sacar los pedazos de esquirla pero perdió masa encefálica en el proceso y un importante sector del cráneo.




Comentarios