Una familia bahiense tipo, compuesta por una pareja y dos hijos menores, necesitó en diciembre $ 84.248 para no ser pobre. Así lo indica el último relevamiento del Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca (CREEBA) sobre la Canasta Básica Total.

La misma está conformada por elementos necesarios para cubrir consumos esenciales, tanto alimentarios como no alimentarios.

La variación interanual del costo de la canasta fue del 49,4 %. En diciembre de 2020 el costo fue de 56.402 pesos, mientras que en 2021 trepó a $ 84.248. La diferencia fue de $ 28.206.

Las mayores subas se registraron en cortes de carne (promedio de 12,7 %), ciertas frutas y verduras y productos como mermelada, leche, paleta y yogurt.