El calor agobiante, lejos de dar respiro, se agudizará en Bahía Blanca y la región, tal lo pronosticado para este jueves.

La máxima llegaría a los 44 grados con vientos de regulares y fuertes del noroeste y norte y la visibilidad, reducida por polvo en suspensión.

Los especialistas consideran que estos factores hacen que sea una jornada con riesgos permanentes de incendios.

Mañana permanecerá caluroso a templado por la tarde, con mínima de 29° y máxima de 38°.

El sábado estará caluroso con nubosidad variable, 23° sería la temperatura más baja del día y 35° el pico más alto.