Se trata de Agustín Pérez (23), quien viajaba junto a otras tres personas. El test de alcoholemia practicado arrojó 1,05 gramos por litro de alcohol en sangre.


El alcohol al volante es noticia muy seguido en Bahía Blanca y comienza a ser una preocupación para las autoridades, tal es así que la semana pasada presentaron un proyecto en el Concejo Deliberante de “alcohol cero”. 

Nuevamente el Parque de Mayo es protagonista de un vuelco durante la madrugada, en el sector del espacio público ubicado antes del puente del derivador del Canal Maldonado.

El conductor fue identificado como Agustín Pérez (23), quien circulaba junto a otras tres personas, a bordo de un Chevrolet Corsa. El joven al momento de perder el control de rodado, impactó a gran velocidad contra los pilotes de cemento y finalizó con un vuelco.

Los agentes de Tránsito Urbano procedieron a efectuar el test de alcoholemia, el cual arrojó resultado positivo con 1,05 gramos por litro de alcohol en sangre.

Los cuatro ocupantes del vehículo resultaron con distintos golpes y por tal motivo fueron atendidos en el lugar por una ambulancia del Servicio de Emergencias Siempre. Trabajó también el personal de policía, guardia de Defensa Civil y los bomberos voluntarios.




Comentarios