La maestra María Marta Gelabert solicitó que su indagatoria fuera postergada. Cintia Martinaud hizo uso del derecho de no declarar.


La Directora y una maestra del Jardín Besitos de Chocolate, que funcionaba en el microcentro bahiense no declararon esta mañana ante el fiscal Marcelo Romero Jardín. Sobre ellas recae la acusación por malostratos a un niño de 4 años que concurría al establecimiento.

Cintia Martinaud decidió hacer uso de su derecho a guardar silencio. Por su parte la maestra María Marta Gelabert solicitó que su indagatoria fuera postergada para el próximo viernes 21 de febrero.

Desde la fiscalía señalan que en la causa, la autora podría ser Gelabert y Martinaud partícipe necesaria.

“A lo largo de la investigación se recolectaron numerosos elementos probatorios: testimoniales y registros fílmicos, que permiten robustecer la hipótesis respecto de los hechos”, afirmaron.




Comentarios