Las declaraciones del jefe de Gabinete, Alejandro Vieyra, tras la primera Marcha del Orgullo tomaron relevancia nacional. La Federación Argentina LGBT publicó este miércoles un comunicado repudiando “la posición de las autoridades locales en contra de la manifestación de nuestra comunidad”.

Vieyra, sobre la Marcha del Orgullo: “Lo del sábado fue un bochorno”

“Nuestra bandera no es una ridiculización, es un símbolo de lucha y unidad, igualdad y organización en todo el mundo! San Martín levantaba esas banderas, no nos cabe duda de que hoy estaría orgulloso de usar la nuestra”, dice otro fragmento del texto en el que también se hacen eco del comunicado de la Juventud del PRO de Azul.

EL COMUNICADO COMPLETO

El pasado fin de semana se realizó por primera vez en la ciudad de Azul la Marcha del Orgullo. En esta manifestación, entre otras acciones, se le colocó una bandera del orgullo a una estatua del General San Martín, situación que sirvió como excusa a las autoridades locales para intentar impugnar la importancia de la marcha, sus reclamos, y penalizar la manifestación.

Alegan que colocar la bandera sobre la estatua del prócer sería un acto de ridiculización, a lo cual nosotres respondemos: Nuestra bandera no es una ridiculización, es un símbolo de lucha y unidad, igualdad y organización en todo el mundo! San Martín levantaba esas banderas, no nos cabe duda de que hoy estaría orgulloso de usar la nuestra.

Considerar que ponerle nuestra bandera, por un día, es un acto de ridiculización expresa los conceptos discriminatorios de los funcionarios del Ministerio y de la Juventud del PRO de Azul. Lo que han expresado atrasa muchos años respecto de todo lo que hemos logrado en Argentina.

Las marchas de orgullo que se realizan cada vez en más localidades a lo largo y ancho del país, tienen un enorme valor cultural y político para la sociedad. Las personas que formamos parte de la comunidad de la diversidad sexual nos visibilizamos para construir una sociedad más justa e igualitaria.

Acompañamos y nos solidarizamos con todas las organizaciones de Azul en sus reclamos, y también repudiamos enérgicamente la posición de las autoridades locales en contra de la manifestación de nuestra comunidad.