Luego de la fuga de amoníaco producida en el frigorífico Efasa, el municipio de Azul dispuso la suspensión de actividades productivas en la planta y dio un plazo de 36 horas para “arreglar los desperfectos y hacer la limpieza del establecimiento”.

“La Municipalidad de Azul informa a la comunidad que habiendo tomado conocimiento de los hechos sucedidos en EFASA (escape de gas amoníaco) autoridades municipales se hicieron presentes en las instalaciones constatando los inconvenientes por lo cual se determinó la suspensión de la actividad productiva en el término de 36 horas, en ese tiempo la empresa debe arreglar los desperfectos y hacer la limpieza del establecimiento”, afirmaron a través de un comunicado desde la comuna.

“Luego de ese lapso se volverá a realizar la inspección correspondiente para que pueda la empresa pueda volver a funcionar”, continúa el texto.

Antes de la medianoche, desde el frigorífico publicaron un comunicado en el que informaron que la fuga de amoníaco había sido “controlada y resuelta”.