El viernes por la noche se produjo una fuga de amoníaco en el frigorífico Efasa, ubicado en pleno Barrio del Carmen. A través de un comunicado, la empresa reconoció el incidente y el municipio de Azul ordenó la suspensión por 36 horas.

“Establecimiento Frigorífico Azul informa a todos los vecinos que la situación que nos afectó durante la tarde ya fue controlada y resuelta. Les agradecemos su comprensión y solicitamos disculpas por los inconvenientes ocasionados”, afirmaron a través de un comunicado.

Más temprano, en otro comunicado, desde la empresa explicaron que “a raíz de un evento que generó una fuga de amoníaco al medio ambiente, la empresa a través de su equipo de profesionales y especialistas de medio ambiente están trabajando en su contención”.

Durante la tarde, los vecinos de la zona enviaron varios mensajes a Vía Azul afirmando que había un fuerte olor en los alrededores de la fábrica y que costaba respirar. La policía, bomberos y personal municipal trabajaron en el lugar para contener la situación.