El partido vecinalista Podemos Azul se presentó en sociedad en julio de este año. A cuatro meses de su lanzamiento, el espacio tiene todas las de ganar. Fueron la sorpresa de las PASO y todo indica que este domingo aumentará el caudal de votos.

Natalia Colomé es una outsider de la política, pero una experta en comunicación. Con pocos recursos logró una campaña efectiva e inteligente. Podemos Azul dejó en offside al resto de los espacios políticos con una agenda propia: cuestionaron la cartelería en los espacios públicos en detrimento del medio ambiente, fueron los primeros en capacitarse en lenguaje de señas y -sobretodo- se concentraron en realizar propuestas.

En las PASO sorprendieron al sacar el 15% de los votos, y no sería extraño que este domingo superen ese piso a costa de Juntos. El espacio vecinalista -que no tenía nada que perder, y mucho por ganar- se presentan como una alternativa diferente a los dos partidos mayoritarios, con amplia representación en las localidades azuleñas.

Con la boleta corta, por ahora el espacio de Colomé sueña con conseguir dos bancas en el Concejo Deliberante. El tiempo y el resultado dirá si Podemos Azul puede aspirar a otro tipo de desafíos en los próximos años.